• Teléfono: 663 399 197


Cashmere

El cashmere es una lana de cabra muy escasa y valorada. La cabra es originaria de las montañas del Tíbet, en la vertiente sur del Himalaya y la región de Xinjiang en China.

En primavera los pastores cortan la primera capa de pelo, que es más gruesa, y después recogen a mano y con peines específicos la segunda capa, una lana fina y muy cálida llamada duvet. La fibra que se obtiene resulta más larga, delicada y suave que la lana de oveja.

 

 

 

 

 

El cashmere es muy diferente de otras fibras similares. Tiene un rizado natural único que hace que sea muy fácil convertirlo en hilo, de esta forma se maltrata menos la fibra y por eso resulta más natural al tacto. Además de esto, el diámetro de las fibras (entre 13 y 15 micrómetros) le aportan el brillo característico de esta lana.

El cashmere  es suave al tacto, muy ligero y un buen aislante térmico. El cashmere  puro es el resultado de la eliminación de la grasa animal, la suciedad y los pelos gruesos de la lana. El cashmere ultra fino se denomina pashmina y  puede ser de color marrón, crema, gris o blanco. El cashmere puro se puede teñir y girar en hilos y con él se pueden tejer distintas prendas.

Hay que saber leer bien las etiquetas ya que no es lo mismo 100% cashmere que cashmere 100%. En el primer caso se indica que todo el tejido es cashmere, es decir, que no hay mezclas con otros tejidos. En el segundo caso lo que se dice es que el cashmere que se ha usado en esa prenda es puro sin mezclas en el mismo, pero la prenda puede estar hecha con otros tejidos (por ejemplo: pañuelos de seda-cashmere, jerseys de lana-cashmere o bufandas de algodón-cashmere).

 



Atras